ULTRAFIRMEZA Y

NUEVA SILUETA

Gracias a su tecnología LFU (Low Frequency Ultrasound) basada en ultrasonidos de baja intensidad y baja frecuencia, este equipo consigue combatir la grasa acumulada y compactar tejido hasta en las zonas más profundad y difíciles.